Ecosistema Digital Marítimo

Jeannette Pérez Fernández

Especialista en Derecho y Negocio Marítimo

El advenimiento de la cuarta revolución industrial y los avances radicales en la comunicación y conectividad a Internet han sido determinantes en el cambio que atraviesa la industria marítima

El uso de tecnologías digitales está cambiando el modelo de negocio tradicional que caracteriza el transporte marítimo, abriendo oportunidades con nuevos ecosistemas empresariales que logran generar valor y oportunidades. Si bien es cierto que, las tecnologías digitales están produciendo cambios en las organizaciones en una economía globalizada, no es menos cierto que, la industria marítima ha sido conservadora y tradicional por excelencia, sin embargo, nuevos actores emergentes han logrado replantear estrategias corporativas y cambiar los modelos de negocios.

Importantes organizaciones internacionales recientemente se han pronunciado ante la necesidad de facilitar un mayor grado de digitalización marítima. El acuerdo realizado entre la Organización Marítima Internacional (OMI), la Organización Mundial de Aduanas, la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa y la Organización Internacional de Normalización, es un gran avance a la digitalización y se convierte en un elemento clave sobre facilitación y comercio electrónico, integrando parte del Compendio de la OMI, conjuntamente con el manual técnico para desarrolladores de software en las autoridades públicas.

El advenimiento de la cuarta revolución industrial y los avances radicales en la comunicación y conectividad a Internet han sido determinantes en el cambio que atraviesa la industria marítima y, es precisamente esto lo que destaca y diferencia de otras revoluciones industriales precedentes, en otras palabras, esa acelerada evolución tecnológica marca el punto de partida en un sector especial como es el transporte marítimo, bajo estas condiciones, las disrupciones tecnológicas lo convierten en un negocio digital global.

Es por esto que el transporte marítimo se encuentra adaptando cada vez más a los nuevos enfoques tecnológicos, estos cambios serán más notable a partir del año 2020. Expertos del Foro Económico Mundial señalan que existe la posibilidad de mejorar drásticamente la eficiencia del transporte marítimo mientras se logra avanzar en mejoras adicionales a la seguridad y rendimiento ambiental, las cuales están utilizando la tecnología para alcanzar esa anhelada sostenibilidad del transporte marítimo.

Sin embargo, especialistas señalan que la estandarización traerá la verdadera revolución digital. 

Digitalización en la Industria Marítima

La introducción de la digitalización en la industria marítima y el efecto de combinar tecnologías emergentes constituye uno de los más importantes factores que impulsan la evolución industrial en el sector marítimo.

La digitalización con la que operan algunos sectores de la industria marítima, así como, los avances acelerados de las comunicaciones y la conectividad, logrados a través de Internet, sin duda han mejorado la eficiencia del transporte marítimo, produciendo cambios sustanciales en el negocio naviero y los diferentes actores que interactúan en la cadena de transporte marítimo.

La interoperabilidad permite comunicación entre distintos sistemas con distintos datos en distintos formatos, entonces es precisamente, ese intercambio de datos operativos los que pueden ayudar a facilitar la operación de los buques justo a tiempo.

El ecosistema digital marítimo encuentra en la infraestructura de conectividad global mayores oportunidades, diferentes actores intervinientes lo conforman, entre ellos se encuentran: exportadores, líneas navieras, operadores de puertos y terminales, autoridades aduaneras, agentes de carga, autoridades portuarias, transporte terrestre y aquellos vinculados con la cadena de suministro y el comercio marítimo.

Es precisamente la digitalización la que marcará la diferencia, en un sector mayoritariamente conservador que abriga en sus  organizaciones la reserva de compartir información e interconectar servicios, no obstante, esa conectividad alcanza su mayor impulso al formar parte de las plataformas digitales globales, las cuales permiten optimizar procesos dentro de la cadena de transporte marítimo, utilizando información actualizada, mediante transmisiones seguras de datos y en forma confiable para crear un sistema digitalizado de documentación comercial global.

Tecnologías Emergentes

La introducción del blockchain, es una prueba de como esa digitalización se materializa al servicio del comercio internacional, contribuyendo significativamente en la simplificación del proceso de trasmisión de datos, mediante cadenas de bloques soportadas en una función criptográfica conformada a la vez por una cadena de custodia ininterrumpida y verificable de las transacciones que se realizan para acceder a los documentos y datos del transporte en tiempo real. 

Estas iniciativas están lideradas mediante alianzas de operadores del transporte y empresas de tecnología que están a la vanguardia de la innovación digital. La asociación entre A.P. Moller-Maersk e IBM, al crear la plataforma TradeLens, es un ejemplo como, utilizando la tecnología blockchain pueden integrarse diferentes socios comerciales conformados por una cantidad de actores que interactúan en la cadena de suministro, interconectando a exportadores, líneas navieras, operadores de puertos y terminales, transporte terrestre y autoridades aduaneras, entre otros.

El conocimiento de embarque y los denominados contratos inteligentes están comenzando a utilizar la tecnología blockchain, para la trasmisión de información en forma segura y rápida.

La tecnología de sensores con la integración del (LOT), aplicada en a los datos que se recopilan de las operaciones de los buques, la carga y puertos, facilitan la distribución de la mercancía, el monitoreo de la carga, así como su ubicación, aportando información accesible desde los distintos entornos para trasmitirla a las plataformas, logrando dar visibilidad al seguimiento de contenedores casi en tiempo real, es sin duda otro significativo avance, ya que ante cualquier eventualidad, permite tomar decisiones minimizando o evitando algún evento no deseado.

La inteligencia artificial (IA) es otra de las tecnologías emergentes utilizada en actividades que originalmente eran realizadas por humanos. Estas máquinas inteligentes usan algoritmos para detectar patrones arrojando una importante información que es utilizada por las empresas en la toma de decisiones, aportando valor a la data y que puede ser utilizada con proveedores logísticos integrales, conformando un verdadero desafío tecnológico en el ecosistema digital marítimo.

La tecnología de Big Data por su parte puede procesar grandes volúmenes de datos que emanan de ese ecosistema digital marítimo, constituyendo una de las disrupciones tecnológicas más utilizada actualmente por las empresas.

Ciberseguridad de la Información

Toda esa disrupción tecnológica en marcha hace que la seguridad y protección de la información, así como el control de los datos, se convierta en una preocupación de las empresas del sector marítimo, en la medida que los sistemas tecnológicos estén más conectados las repercusiones en riesgos cibernéticos por consiguiente crecen de una forma casi exponencial, al punto que los propietarios y operadores de buques se encuentran expuestos a ciberataques, una amenaza que se ubica en el cuarto lugar de riesgos mundiales en términos de probabilidad, según lo establece el informe de Riesgos Global del Foro Económico Mundial.

Transformación Digital

La gente de mar y todos aquellos que hacen posible el comercio marítimo mundial conforman el eslabón más importante dentro de la cadena de valor del ecosistema digital marítimo y, al ser ellos los protagonistas de la transformación digital en curso, requieren, por consiguiente, alcanzar los niveles de competencia para formarse, capacitarse e insertarse en ese ecosistema, que sin duda alcanza una transformación sin precedentes en la industria marítima.

Esto se traduce en la necesidad que tienen los actores de confiar en ese ecosistema marítimo, compartir información no debe convertirse en una desventaja competitiva, el intercambio de datos al final tendrá que existir entre operadores marítimos, puertos e infraestructura, es decir la interoperabilidad se vuelve casi inevitable, teniendo en cuenta que, al integrar las operaciones entre los diferentes sistemas, sensores y procesos en un mismo sistema operativo global, es posible alcanzar mayores niveles de eficiencia, siempre que se use la tecnología para proteger el planeta hacía un futuro ambientalmente más sostenible.

En todo caso, manejar en forma inteligente los datos que se obtienen en las diversas operaciones comerciales adaptadas en plataformas tecnológicas, ha propiciado que los actores del ecosistema se encuentren sobre el tablero con nuevas reglas del juego, ya que los servicios se están conectando en cadenas de suministro y de transporte marítimo global, vale decir, quienes no se integren, corren el riesgo de quedar a un lado en este nuevo modelo de negocio digital global, por consiguiente, invertir en tecnología más que fundamental es vital, lo que se traduce en replantear las estrategias comerciales.

La industria marítima está atravesando importantes cambios y es precisamente la colaboración digital el diferenciador común en la transformación digital.

Visita la edición Digital de Revista Marítima y Portuaria Internacional

Un comentario sobre “Ecosistema Digital Marítimo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s